Página Web de Shakira
Noticias de Shakira
Esta página fue tomada de la revista Cromos No. 4.438 Marzo 2 de 2003
 

 
Ampliación de la portada de la revista Cromos No. 4.438 Marzo 2 de 2003

FREDDY DEMANN había sido un manejador de estrellas. De grandes estrellas, como Michael Jackson y Madonna, Se decía que a él -a su sagacidad y ojo discerniente- le debían gran parte del éxito, aunque desde hacía ya muchos años no trabajaban juntos.

DeMann se había retirado del mundo del espectáculo. Les pasa a los mejores. Se desgastan y se desilusionan un poco y se limitan a ver el show-biz por televisión, como hacía DeMann una noche de 1999 en la cual cambiaba sin interés de canal a canal.

"Y vi a esta chica cantando con Melissa Etheridge y pensé, 'Quién es esta chica?. Esta chica va a ser una estrella", recuerda DeMann.

"Al día siguiente llamé a la estación y me dieron su nombre": Shakíra.

Al poco tiempo, DeMann reabrió sus oficinas. "Decidí averiguar más de esta chica. Encontré a su abogado. Y me dijo, 'Bueno, el momento es perfecto porque casualmente, ella está cambiando de mánager'. Y así fue".

Meses después, DeMann declararía a los cuatro vientos lo que había intuido esa noche frente a la televisión: "Shakira será la próxima superestrella. Lo sé. Lo siento en mis huesos. Y este disco (Servicio de lavandería) va a vender más de 10 millones de copias".

Y tuvo razón. Desde que salió al mercado -el 13 de noviembre de 2001- Servicio de lavandería ha vendido más de 10 millones de copias en el mundo entero y ha alcanzado el primer lugar en ventas en 13 países.

Shakira está actualmente en medio de una gira mundial, ha compartido el escenario con Ae-rosmith, tiene contratos exclusivos con Pepsi-Cola y la marca deportiva Reebok y próximamente saldrá al mercado una muñeca Barbie Shakira.

El ascenso de Shakira de niña barranquillera de colegio de monjas a diva roquera latina ha sido bien documentado a lo largo de los años, desde sus inicios como cantante de pop fácil hasta su decisión de grabar Pies descalzos, un álbum roquero. Lo que queda menos claro es cómo Shakira pasó de ser una estrella latina a una estrella internacional, tan reconocida como Britney Spears, Erninem o los Backstreet Boys.

"Nunca lo logrará", me dijo un conocido manejador latino, meses ante de que el álbum Servicio de lavandería saliera al mercado. "Para tener éxito en inglés hay que convencer a los gringos que viven en sitios como Oklahoma. Ella no tiene nada en común con ellos. Además, la competencia ya no es Alejandra Guzmán o Cristian. La competencia es Britney Spears".

Para llegarles a los gringos de Oklahoma, Shakira tuvo que ir más allá de cambiarse el color de pelo de negro a rubio.

Dicen que en la música popular, el gran éxito depende no tanto del talento sino de una serie de elementos periféricos. Un gran mánager. Una gran suerte. Una gran perseverancia. Estar en el lugar adecuado en el momento adecuado.

Y además, se necesita ese algo inefable -llámese aura, carisma o ángel- que Freddy DeMann captó aquel día en la televisión.

Ese algo, sumado a una ambición y tenacidad poco común, la hicieron llamar la atención. Eventualmente, las personas que importaban también la notaron.

Empezó en una presentación de artistas nuevos durante la Conferencia de Música Latina de la revista Billboard en 1997. Con sólo un disco a cuestas (Pies descalzos) ella brilló.

Un año después, y con más de cuatro millones de copias de Pies descalzos vendidas, le dijeron a Emilio Estefan -el productor latino más importante del mundo- que una chica colombiana llamada Shakira quería conocerlo. Él supo perfectamente de quién se trataba, pero aun así, al conocerla frente a frente, quedó impresionado.

"Esa chiquita sabía lo que quería", dice Estefan, quien no sólo asumió la producción del próximo álbum de Shakira (¿Dónde están los ladrones?) sino que también se convirtió en su mánager y amigo, una persona con la cual Shakira hablaba varias veces al día, todos los días.

Desde un comienzo, Estefan vio en Shakira la posibilidad de un cross-over al inglés. Era un objetivo importante porque para ese entonces, Estefan ya era conocido como el "rey" de los cross-overs, el hombre detrás del éxito de su esposa Gloria y su protegido Jon Secada, y uno de los impulsores claves de Jennifer López, Marc Anthony y Ricky Martin. Pero Shakira era distinta porque era criada en Colombia y no hablaba ni pío de inglés.

STEFAN SE TOMO SU TIEMPO. Por una parte, la grabación de ¿Dónde están los ladrones? demoró meses, y, a la vez que Shakira desarrollaba un sonido pop internacional más pulido, también exploró opciones de música world, específicamente con la canción Ojos así, que más adelante le abriría las puertas en el medio Oriente.

Shakira cambió su look: el pelo negro se convirtió en rojo y desordenado -más roquero-. Y lo más importante de todo, Estefan la presentó a Tommy Mottola, el presidente de Sony Music, y se empezó a gestar la noción de un álbum en inglés.

Shakira empezó a tomar clases de inglés y a escribir en ese idioma con la ayuda de Gloria Estefan. A la vez, los Estefan le levantaron su perfil internacional y Shakira empezó a aparecer en programas de televisión en inglés (incluyendo aquel en el que la vio Freddy DeMann) y a figurar en la prensa especializada. ¿Dónde están losladrones? fue lanzado como una prioridad para la región latina, pero también fue posicionado cuidadosamente -con la ayuda de publicistas especializados- en la prensa en inglés. Siempre perfeccionista, Shakira aprovechó al máximo sus nuevas oportunidades.

FREDY DEMANN, EL HOMBRE
QUE LLEVÓ AL ÉXlTO
A MICHAEL JACKSON Y
A MADONNA.
ES EL MÁNAGER
DE SHAKIRA DESDE HACE
MÁS UN AÑO. CON ÉL
LA BARRANQUILLERA DIO
EL PASO DEFINITIVO HACIA
LA CONQUISTA DEL MUNDO.

Su gira de conciertos promocionando ¿Dónde están los ladrones? fue impecable, el producto de tres meses de ensayos, de lunes a viernes, seis horas al día.

Para la grabación del álbum MTV Unplugged, la misma banda ensayó un mes entero, y el programa televisivo fue tan exitoso, que MTV en Estados Unidos lo transmitiría entero por la cadena MTV2, el primer unplugged enun idioma distinto al inglés que se veía por el canal.

En 2000, Shakira ganó un Grammy Latino por su MTV Unplugged y se presentó en la primera edición de esos premios cantando Ojos así.

"Si hay un nombre del cuál se acordará el público después de estos premios, será del suyo", vaticinó emocionado el entonces presidente de los Grammy, Mike Gree-ne. Por esas épocas, Shakira -buscando alguien que le pudiera dedicar más tiempo- firmó con DeMann como su nuevo mánager, aunque su relación con Estefan siguió siendo excelente, y de hecho, él fue productor ejecutivo de Servicio de lavandería.

UNA DE LAS PRIMERAS cosas que hizo DeMann fue negociar un nuevo contrato entre Shakira y Pepsi-Cola, éste a nivel mundial (a diferencia del anterior, que era para América Latina).

Como consecuencia, los comerciales de Pepsi con Shakira se vieron por todo Estados Unidos, y el mundo. Para rematar, en febrero de 2001, Shakira ganó un Grammy por MTV Unplugged, y aceptó la estatuilla durante la ceremonia de los premios, hablando en inglés y en español.

Para ese entonces, el lanzamiento de un álbum en inglés era un hecho que se había ido retrasando desde el año anterior, porque Shakira no lo acababa de terminar. Se le veía tal potencial, que se podía dar el lujo de tomarse todo el tiempo del mundo.

"Ella es el paquete completo", dijo en ese entonces Polly Anthony, jefa de Epic Records, el sello de Sony que lanzaría Servicio de lavandería.

"Escribe, canta, produce y baila. La vi por primera vez hace, creo, ocho años, en Nueva York, en un club pequeño llamado The Limelight. Esto era antes de la 'explosión latina. Y recuerdo haber estado completamente fascinada con ella. Hemos esperado ocho años para hacer un álbum en inglés".

DESDE QUE SALIÓ
AL MERCADO EL 13
DE NOVIEMBRE DE 2001,

SERVICIO DE LAVANDERÍA
HA VENDIDO MÁS DE
10 MILLONES DE COPIAS

EN EL MUNDO Y ALCANZADO
EL PRIMER LUGAR
EN VENTAS EN 13 PAÍSES.

Epic y DeMann contrataron una publicista especializada para preparar ante los medios en inglés la salida de Servicio de lavandería. A tiempo con los Grammy, Shakira fue incluida en las ediciones de nuevos artistas de las revistas Teen People y Rolling Stone, y en septiembre, la cadena de vídeos MTV en inglés hizo algo revolucionario al transmitir regularmente el vídeo de Suerte en inglés y en español.

Servicio de lavandería (o Laundry service en inglés) salió a la venta el 13 de noviembre de 2001, y fue el tercer álbum más vendido de Estados Unidos en esa semana.

A diferencia de otros cross-overs latinos de ese año, específicamente Paulina Rubio, cuyas ventas cayeron casi de inmediato, el disco se mantuvo entre los 10 primeros de las listas de Billboard por semanas y semanas.

En cuestión de meses, Shakira fue invitada a los programas de televisión de Jay Leno y David Letterman. Apareció en Saturday night live y fue la artista de portada de Rolling Stone, en Estados Unidos.

Seguía manteniéndose en ventas, y además, adonde iba -España, Inglaterra, Australia, Italia, Francia- impresionaba.

En septiembre de 2002, a un año de la salida de su disco, Shakira firmó contrato con Reebok, convirtiéndose en la primera artista en firmar con la marca de zapatos y ropa deportiva.

"Es un icono global", dice Micky Pant, uno de los gerentes de Reebok, describiendo a Shakira. "Estábamos buscando un icono que pudiera ampliar la presencia de nuestra marca más allá del rap y el hip hop y que llegara a mujeres jóvenes. Y el nombre que surgió fue el de Shakira".

¿Cuál era el encanto?

No bastaba solamente el cabello rubio, los pantalones superdescaderados y la nueva silueta esbelta de la diva colombiana (aunque todo esto ayudó, sin duda). Tampoco bastaba el apoyo de la disquera, de la publicista y del mánager, pues otros artistas -aunque no muchos- han contado con lo mismo.

Lo cierto es que Shakira la hizo bien. Su inglés, inexistente hacía un año, ahora era impecable, aunque con acento. Sus respuestas eran las apropiadas. Y sus actuaciones revelaban una confianza absoluta. Shakira seguramente tenía sus inseguridades, pero ante el público no existían.

Ella nunca fue percibida como una artista latina que cruzaba al mercado en inglés. Ella era una estrella mundial. Y punto.

Regreso
Página diseñada y actualizada por ©Carlos Crismatt Mouthon
E-mail : crismatt@hotmail.com